El sistema refresca los iconos del escritorio con demasiada frecuencia, esto puede ser debido a que la caché de iconos esta llena. En ese caso deberemos incrementar el tamaño de la caché y lo haremos de la siguiente forma:

Hacemos clic en el botón Inicio y luego en Ejecutar, después escribimos Regedit y pulsamos el botón Aceptar.

Una vez estemos en el Registro de Windows nos desplazaremos por la siguiente cadena:

HKEY_LOCAL_MACHINESOFTWAREMicrosoftWindowsCurrentVersionExplorer

Ahora crearemos o modificaremos el valor alfanumérico “Max Cached Icons” con el contenido “8192”. De esta forma incrementaremos el tamaño de la caché de iconos a 8 Mbytes.
Para terminar cerramos el Registro de Windows y reiniciamos el ordenador para que tengan efecto los cambios realizados.